Mi peor cita

He escrito mucho últimamente sobre el amor y en esta ocasión quiero mostrar el otro lado de la moneda, no todo ha sido color de rosa y sin duda antes de conocer a mi ahora encantador esposo tuve que pasar por momentos incomodos e indeseables.

No es mi intensión delatar a nadie pero si quiero compartir la que considero mi peor cita. La idea es que si alguien esta pasando por una situación similar pueda detectar a tiempo que hay personas toxicas o que simplemente les hace falta crecimiento en su vida, sin mas preámbulos aquí va la historia.

Conocí al que llamaremos K en mis años de universidad, había tomado un par de clases con el y de lejos parecía un chico tímido pero interesante. En ese entonces yo tenia la tonta idea de que los chicos debían tener la iniciativa de hablarle a las mujeres y no la revés, por lo que yo no mostré ningún interés en el, es más mostraba total indiferencia. Un día coincidimos en una fiesta, de esas que se hacen en depas miniatura y hay botellones de bacardí con kool-aid, ese día K me saludó y hablo conmigo un rato, me pidió mi teléfono y se lo di. A las pocas semanas ya habíamos salidos 2 veces, al cine y por un café, con esas 2 citas me pude dar cuenta que era un chico inmaduro, posesivo y muy inseguro. Pero seguí aceptando sus invitaciones ya que no tenia otra cosa mejor que hacer (según yo) las siguientes citas fueron salidas a antros por lo que claramente vi que con el alcohol la cosa empeoraba, se la pasaba hablando de las cosas que tenia y no mostraba ni un poco algo lindo de su persona, al día siguiente le mandé un mensaje por Facebook diciéndole que ya no quería salir con el pero que le deseaba una linda vida y mucho éxito en su próxima graduación, recuerdo que me habló y me pidió (casi rogó) que aceptará ir comer con el, yo me negué pero a los pocos minutos estaba en mi casa en su auto ultimo modelo insistiendo que saliera, ante esa insistencia fui débil, agarré mi bolsa y salí otra vez con el (error), situaciones como esta pasaron un par de veces más, yo no tuve suficiente convicción para ser determinante en mi NO, hasta que llegó la gota que derramó el vaso. Una tarde, mi invitó a comer y en ese momento mientras escuchaba su ¡yo-yo-yo! Exploté, lo interrumpí y le dije que lo sentía pero que ya no podía seguir escuchándolo, le dije que todo lo que pensaba de el y debo de confesar que me dio un poco de miedo la reacción que podría tener (foco rojo) yo seguía dándole mi speech de porque ya no iba a salir con el cuando me interrumpe, me agarra de la muñeca y me dice que yo era su novia y que no lo podía dejar ahí solo, what!!!!?? Su novia??? En que momento!!!??? Sin gritos me dijo cosas que jamás he olvidado y no tanto por el mensaje sino por la carga emocional que me dejó, me dijo que me iba a arrepentir, que yo ni siquiera le gustaba tanto, que lo único que le gustaban eran mi ojos y que pensará 3 veces antes de hacer lo que estaba haciendo. En fin una cosa horrible, una actitud de control enfermiza, no éramos nada y si yo hubiera sido un poco más débil de mente me hubiera inculcado un miedo terrible, más de lo que sentí en ese momento. Recuerdo que agarré mi bolsa y salí corriendo a casa de una amiga, con los nervios de que me estuviera siguiendo, lo que no olvido es ese sentimiento de humillación y de sentirme tan tonta por no haberme dado cuando antes o peor aun, me di cuenta y no hice nada, me siento afortunada porque no pasó de un mal rato pero pienso que hay muchos hombres que utilizan mañas como estás para generar control, ya han pasado años desde que viví esta experiencia y la sigo considerando mi peor cita.

Mi peor cita

Drop a comment: